7/9/10

DE LA ACI PARA DON MANUEL LÓPEZ

ERA UN DÍA CUALQUIERA
MI NIÑO SONREÍA PORQUE PAPÁ
LO LLEVABA A LA ESCUELA,
Y EN LA PRIMERA ESQUINA
NOS ENCONTRAMOS CON DON MANUEL,
DON MANUEL.
MAESTRO, QUE ALEGRÍA DE VERLO
LEVANTÉ A MI CHIQUILLO,
FUE DON MANUEL LOPEZ
Y LE DIO DOS BESOS.
MAESTRO, ESE FUE MI MAESTRO,
QUIJOTE INCOMPRENDIDO,
ESE VIEJECITO FUE QUIEN ME ENSEÑÓ
LA TABLA DEL NUEVE,
LA HISTORIA DE COLÓN
Y LA MÁS GRANDE LECCIÓN:
RESPETO A LOS MAYORES
Y BUENA EDUCACIÓN.
PERO EN LA PUERTA DEL COLEGIO DE MI NIÑO,
AL VER LA CARA DE UN CAMELLO MAL NACIDO,
AL VER COMO PEGABAN AQUELLOs CHAVALES
A SU COMPAÑERO
Y AL VER LOS PROFESORES
QUE ENTRABAN EN CLASE TEMBLANDO DE MIEDO,
SOÑABA, MAESTRO DON MANUEL,
CON AQUEL MAGISTERIO,
SIN DEMOCRACIA PERO CON RESPETO,
SIN LIBERTADES PERO SIN VIOLENCIA
EN NUESTRO COLEGIOS.
AY, QUÉ PENA, MAESTRO DON MANUEL
TU QUE TIENES LA LLAVE
DE AQUELLA ESCUELA, POR QUÉ NO LA ABRES
PARA QUE APRENDAN DE TUS LECCIONES
LOS MÁS CULPABLES:
ALGUNOS SINVERGÜENZAS
QUE SE LLAMAN “PADRES”.


Autor: Juan Venegas Columé
Comparsa: La orilla de la Sal, de Fran sosa.

No hay comentarios: